Super User

Super User

El Grupo de Investigación en Ciencias Administrativas y Turismo (INCATUR) de la Universidad Autónoma del Caribe, participó académicamente en la elaboración del libro ‘Innovación en la Gestión del Saber Policial’ con su docente investigador Néstor Juan Sanabria Landazábal. Este trabajo se desarrolló en un proyecto de la ESPOL (Escuela de Posgrados de Policía y sus unidades de maestría, https://www.policia.gov.co/escuelas/postgrados) junto con el Coronel Juan Carlos Nieto y el Capitán Jonatan Moreno.

En entrevista con Sanabria, el docente explicó que la hipótesis en la que se centra el capítulo con el cual se participó plantea que “en la sociedad hay un espacio que es ilegal y que reconocemos, pero hay otro que no tiene legalidad porque todavía no se ha desarrollado su reglamanetación. En ese espacio convive lo más tecnológicamente avanzado, como las actuales formas financieras de blanqueo de capitales y las propuestas novedosas como la generación de autómatas con capacidad de desarrollar sentimientos como lo muestran los prototipos en desarrollo, y muchos otros ejemplos en el área química, farmacológica, de los sistemas, entre otros”.

Para ampliar su postura, puso el ejemplo de Uber: “Uber era una empresa cuya legalidad era discutible en su momento, pero no se podía imputar claramente como ilegal, sino como existente en un espacio difuso sin reglamentación. Cuando la sancionaron se movió a un espacio donde tampoco hay legislación perspicua, es decir, sigue estando en un espacio alegal. El artículo con el cual a nombre de INCATUR se participó se centra en que el modelo de delito tradicional del robo callejero, por ejemplo, es importante, pero el que es relevante en la actual sociedad es el que se comete en los espacios alegales, por ejemplo la corrupción y el lavado de las rentas de los narcotraficantes”.

 

Iniciamos la serie de publicaciones sobre los grupos de investigación de la Universidad Autónoma del Caribe con Incatur. Esta iniciativa busca visibilizar a los equipos que trabajan los proyectos que permiten a la institución ubicarse en los principales rankings internacionales.

El grupo de investigación Incatur pertenece a la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables de la Universidad Autónoma del Caribe. Es dirigido por la docente investigadora Beatríz Díaz Solano y también lo integran los investigadores Enrique Donado, Gleiny Gallardo, Gustavo Rodríguez, Harold Álvarez, José Luis Alcalá, Juan Carlos Ospina, Laura Cujía, Leonardo Altamar, Martha Linares, María José Turbay, Néstor Sanabria, Sandra Ganem y Wilfred Vilardy.

“Este grupo nació en 2006 y ha ido creciendo conforme a los años. Contamos con el apoyo de investigadores de Administración de Empresas, Marítima y Fluvial, y Turismo; y actualmente estamos categorizados por Colciencias en el escalafón A”, afirmó la directora de Incatur, Beatríz Díaz.

El grupo maneja cuatro líneas de investigación: Administración de Calidad y Auditoría en Servicios de Salud; Innovación, Competitividad y Desempeño de Organizaciones; Instituciones, Economía y Desarrollo; y Turismo Sostenible.

La docente líder del grupo de investigación reconoció con satisfacción el crecimiento que ha presentado el grupo gracias a la dedicación de todos sus integrantes. “Cuando empecé a dirigir el grupo en el año 2013 se encontraba en categoría D por Colciencias. Empezamos a trabajar y a organizarnos un poco más en el grupo y para la siguiente convocatoria que fue en el año 2014, el grupo pasó de categoría D a C. En la siguiente convocatoria pasó inmediatamente a categoría A”, sostuvo la docente Beatríz Díaz.

Dentro de los proyectos más destacados en los que ha trabajado Incatur se encuentran: Análisis de Capacidad Sociotecnológica en Colombia, Análisis de Factores que inciden en la toma de decisiones en Administradores Financieros en Barranquilla, y Construcción de un Indicador de Calidad Ambiental Ecosistémicas en las Playas Turísticas del Caribe Norte Colombiano.

La docente líder del grupo de investigación aseguró que también se han realizado proyectos sobre migraciones con entidades internacionales. El grupo se ha destacado por los proyectos que realiza y los productos de las investigaciones como las publicaciones de libros, artículos científicos en revistas indexadas de alto impacto y ponencias en congresos, así como el relacionamiento con grupos de investigación de universidades nacionales e internacionales y la participación en redes de investigación.

Incatur también se apoya en la participación de los estudiantes que integran los semilleros de investigación de la facultad y con egresados que acceden a las convocatorias por Colciencias para desarrollar proyectos de investigación como jóvenes investigadores.

Beatríz Díaz destacó que Incatur no ha crecido solo, sino que los docentes que lo conforman también han crecido profesionalmente “individualmente los investigadores también hemos ido en proceso de crecimiento en conjunto con el grupo, y es agradable ver que se está haciendo bien la tarea”.

Finalizó señalando que el actual objetivo de Incatur es ascender a categoría A1, la mayor categoría en Colciencias. VSC

 

 

La investigación es el motor de los grandes descubrimientos e innovaciones en el mundo, y las universidades deben cumplir con la tarea de preparar a sus estudiantes y formarlos para que hagan parte de esta labor que contribuye al desarrollo de la sociedad. Es por eso que se realizarán una serie de publicaciones para visibilizar los Grupos de Investigación de la Universidad Autónoma del Caribe, como una forma de mostrarle a la comunidad académica los proyectos que están adelantando y quiénes son las personas detrás de estas investigaciones.

En este artículo introductorio Pablo Bonaveri, director de la DIT (Dirección de Investigación y Transferencia), nos concedió un breve análisis de lo que significa la investigación para la institución, el presente y el futuro de los Grupos de Investigación, y la importancia de la generación y la aplicación de los conocimientos que se generan desde la investigación.

Bonaveri explicó que la actividad investigativa de Uniautónoma se divide en dos procesos fundamentales: la generación del conocimiento y la aplicación del conocimiento. “El primer proceso se realiza a través de los semilleros y grupos de investigación, al igual que con las convocatorias. El segundo tiene que ver con la transferencia del conocimiento, las redes, la formación de alianzas estratégicas, la publicación de artículos y la divulgación de las investigaciones”, afirmó el ingeniero.

Explicó que la investigación en la universidad tiene como base tres pilares: la docencia estratégica en la formación en investigación y cultura científica; los lineamientos gubernamentales e institucionales en ciencia que buscan desarrollar proyectos con el sector empresarial; y el componente social, que se refiere a la aplicación del conocimiento desde lo que se genera en la institución hasta el entorno social para generar valor en las empresas.

“Cuando se desarrolla un proyecto y el proyecto se pone en práctica en alguna empresa, significa que se está validando el conocimiento de la universidad, y si eso vuelve a la institución y se utiliza en los syllabus curriculares, se está cumpliendo con el ciclo completo: la investigación, docencia, generación, formación e incorporación del conocimiento”, destacó el encargado de la Dirección de Investigación y Transferencia.

Dentro de las políticas de investigación bajo las cuales se rige la Universidad Autónoma del Caribe se encuentran el desarrollo de estrategias colaborativas con otras instituciones públicas o privadas para el desarrollo de proyectos; la divulgación de ese conocimiento a través de publicaciones de alto impacto en revistas científicas Isi Scopus o capítulos de libros que permitan trasladar el conocimiento al entorno social.

 Patentes de Uniautónoma

“Somos reconocidos como una universidad destacada por sus desarrollos tecnológicos de innovación, eso nos permitió ser merecedores del 5to puesto a nivel nacional y el 3er puesto a nivel local en investigación científica el año pasado. Nuestras patentes, trabajos en coautoría, softwares e investigaciones, nos han permitido apuntarle a nuevas alianzas estratégicas”, señaló Bonaveri.

El también docente en la Facultad de Ingeniería, consideró importante destacar el fortalecimiento institucional de las universidades a través de la investigación “trabajar de la mano con otras universidades permite que Colombia sea quien gane”.

En cuanto al rendimiento y la labor que han protagonizado los grupos de investigación de Uniautónoma, Bonaveri expresó que se siente muy contento, "porque sin importar los obstáculos el conocimiento sigue firme en la universidad". "Hemos madurado mucho en temas de investigación, contamos con 10 investigadores en categoría senior, 46 asociados y 26 junior lo que equivale a 83 docentes Uniautónoma categorizados en Colciencias”, agregó.

Una de las ventajas de la Universidad Autónoma del Caribe es que en nivel de pregrado los estudiantes logran desarrollar actividades propias de niveles de maestría y doctorado. “Nuestros estudiantes de pregrado tienen artículos categorizados en Isi Scopus, patentes y registros software, cuando normalmente en pregrado se debería apenas preparar para ello. Estas producciones científicas son propias de niveles de doctorado, y nuestros estudiantes tienen la capacidad”, apuntó Bonaveri.

De este modo, la prioridad para Uniautónoma es mostrarse. “Hay que mostrar todo lo que hemos estado haciendo y lo que estamos desarrollando, tenemos mucho para mostrar. La Universidad Autónoma del Caribe forma seres integrales, los prepara para la vida y a través de alianzas estratégicas, como el consorcio Erasmus Mundus para los estudiantes de Ingeniería Mecatrónica, les brinda grandes oportunidades de estudio y vinculación al sector industrial internacional”, puntualizó el director de Investigación y Transferencia. VSC

Una de las razones por las que la Universidad Autónoma del Caribe forma grandes profesionales es la excelencia y alta preparación de sus docentes. De nuevo queda demostrado lo anterior, con la elección de uno de ellos, como miembro de un grupo de facilitadores del Proyecto Atlántico Innova – Modulo Formación y Cultura de Innovación, ocupando el primer puesto entre los escogidos.

Se trata de Astrid Barrios Barraza -docente del Programa de Diseño de Modas, de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño. También investigadora y doctora en educación- la docente fue escogida, el pasado viernes 5 de junio, del banco de elegibles para la convocatoria antes mencionada.

Este logro, tanto para Barrios Barraza como para Uniautónoma, se dio después de que la también miembro del grupo investigador Ecodesarrollo -de la unidad académica a la que está vinculada- se postulara entre los aspirantes y luego de haber acreditado los requisitos que la hicieron merecedora de tal mención.

Su perfil y su inclusión entre los finalistas se dio bajo el criterio de un equipo de evaluadores y bajo estrictos términos de referencia y verificación. El resultado: hacer parte del selecto conglomerado de cinco expertos que acompañarán a las empresas en la fase de entrenamiento e implementación de los proyectos de innovación, financiados por el programa antes nombrado.

El veredicto -enmarcado en el convenio 0103*2019*000057 de 2019 y celebrado entre la Cámara de Comercio de Barranquilla, el Departamento de Atlántico y Minciencias- tiene como fin, en otras palabras, crear un staff de profesionales, encargado de transferir conocimientos sobre formulación de proyectos, prototipado y todo lo concerniente a innovación.

De ese modo se dará guía a esas organizaciones, en este sentido. A su vez, el objetivo adicional es el fortalecimiento de capacidades regionales en esta línea, siendo una iniciativa correspondiente al proyecto Implementación de sistemas de gestión de innovación en empresas del atlántico: innovación más país Atlántico. Su propósito es fomentar la creación de proyectos vanguardistas, en cuanto a las necesidades del país.

Para los efectos planteados, los elegidos deberán desplegar un proceso de transferencia de conocimiento que consta de tres fases: Mentalidad y Cultura, Fase de formación-Ruta de Innovación e Implementación de proyectos o prototípados, alternados con áreas como Innovación abierta, Co-creación y Liderazgo. Cada asignatura deja ver la importancia de esta misión para el futuro de Colombia.

Lo que se busca es aumentar el número de empresas con potencial de innovación y así incrementar la competitividad regional, más sus capacidades concernientes. Así se logrará aumentar la competitividad Regional.

La participación de Barrios Barraza en este proyecto, en representación de Uniautónoma, se da gracias a la imparable gestión de la Dirección de Investigaciones y Transferencia, bajo el liderazgo de Pablo Bonaveri y la conexión constante con el mundo empresarial a cargo de María Elena Mejía.

De esta manera no solo se celebra el que tengamos un cuerpo docente preparado a niveles de excelencia, sino también una dependencia que proyecta de la mejor manera el talento humano de nuestra Alma Máter y los resultados de las investigaciones que se gestan en ella. JSN

La Universidad Autónoma del Caribe, en cabeza del docente Luis Mealla y su equipo conformado por Harold Villamil, Eduardo Martínez, Pablo Bonaveri y José Sparano, se postuló con el proyecto titulado "Cocción Solar: alternativa para las comunidades emergentes de Barranquilla" y obtuvo un puntaje de 90.6 sobre 100, ubicándose entre los 500 mejores proyectos de Latinoamérica, ocupando el puesto 58 del Ranking General y el 4 en el de Energías.

Los Premios Latinoamérica Verde reconocen a los 500 mejores proyectos sociales y ambientales de la región Caribe y América Latina. Las 10 categorías alineadas con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) en las que pueden participar los proyectos interesados son: Agua, Bosques y Flora, Biodiversidad y Fauna, Desarrollo Humano, Inclusión Social y Reducción de Desigualdad, Energía, Finanzas Sostenibles, Gestión Urbana, Manejo de Residuos Sólidos, Océanos y Producción y Consumo Responsable.

En esta edición, participaron 2540 proyectos pertenecientes a 25 naciones y fueron evaluados por 300 expertos.

El director del departamento de Investigación y Transferencia de la UAC, Pablo Bonaveri, quien fue uno de los integrantes del proyecto, explicó cómo llevaron a cabo la investigación de la mano de madres barranquilleras cabezas de hogar. "En este proyecto trabajamos con madres de comedores de bienestar cabeza de familia, y les enseñamos a construir cocinas de bajo costo con materiales asequibles en cualquier lugar y a cocinar con las cocinas solares", afirmó.

Según explicó Bonaveri, el proyecto permitió tener como resultado 3 artículos publicados en revistas indexadas, varias ponencias y fruto de eso, uno de los libros realizado con Luis Mealla que lleva por nombre "Aplicaciones de energía solar", en el cual, dos de los capítulos abordan todos los detalles acerca del proyecto. VSC

Un informe preliminar revelado por el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias) muestra que el 74% de los grupos de investigación de la Universidad Autónoma del Caribe se encuentran en las principales categorías, A1 y A, además de un incremento del 15% en investigadores.

El objetivo principal de esta medición, que se realiza cada dos años, es mantener una constante actualización de los grupos de investigación e investigadores del país, igual que de sus actividades y resultados logrados.

Aunque sea un preliminar (el informe final se dará a conocer en noviembre), revela el avance de la universidad en materia de investigación con respecto a las mediciones anteriores.

¿Qué dice la medición?

El documento de Colciencias muestra que Uniautónoma 27 grupos de investigación categorizados en Colciencias, uno menos que en el informe de 2017, pero esto se explica de manera sencilla: dos grupos del programa de Derecho se fusionaron.

Estos grupos son ubicados en seis categorías, de acuerdo a sus desempeños. En orden de importancia son: A1, A, B, C, R y NR. En esta oportunidad 7 grupos se ubicaron en A1, dos más que en 2017, y 13 están en la A. El resto del cuadro quedó con 3 grupos en categoría B, 3 en C y 1 en R.

En cuanto a los resultados de los investigadores, estos se dividen en tres categorías: Senior, Asociado y Junior, según su orden de relevancia. El aumento más significativo estuvo en la categoría principal, en la que se pasó de tener 3 en 2017 a ubicar 9. En Asociado se pasó de tener 34 a 45 y en la Junior se ubicaron 27 investigadores.

El Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación brinda un apoyo en la financiación de investigadores a través de procesos académicos; además, promueve la generación de conocimientos y fortalece las capacidades de investigación y desarrollo priorizadas.

Las claves de la mejoría.

Sin embargo, estos resultados no son aleatorios. Desde hace un tiempo, la universidad ha venido implementando estrategias dentro de los grupos de investigadores, en buscar de una mejor reclasificación. Así lo explicó Nataly Kafruni, Coordinadora de Investigación y Transferencia.

Acompañamiento de la institución a los docentes, para apoyarlos en la presentación de las investigaciones; un sistema de administración de gestión documental en el que los docentes pueden depositar las evidencias de las producciones que realicen, y capacitaciones constantes, son las estrategias que se han venido implementando y que han rendido frutos, como lo demuestra el informe preliminar.

La Dirección de Investigación y Transferencia sigue mirando al futuro, por eso se busca mejorar las estrategias para las futuras convocatorias. Entre las mejoras está “la revisión de los requisitos que cada grupo o investigador necesita para mantener su categoría o mejorarla y eso lo hacemos a través de los planes estratégicos de cada uno, que es donde se plasma la suma de las actividades a realizar”, manifestó Nataly Kafruni. MMC

A través de su departamento de Dirección de Investigación y Transferencia (DIT), la Universidad Autónoma del Caribe fue sede de uno de los talleres de innovación del programa ‘Imagina Tu Ciudá’, organizado por la Cámara de Comercio en asociación con varias entidades privadas, con el fin de encontrar nuevas ideas que contribuyan al desarrollo de Barranquilla.

Dentro de los participantes del evento se encontraron Juan David Chacón, representante de la Cámara de Comercio; Juan Esteban Jiménez y Daniela Trillos, integrantes de la organización aliada Global Shapers y Laura Manga, ganadora de ‘Imagina Barranquilla’.

‘Imagina Tu Ciudá’ –antes ‘Imagina Barranquilla’-, es una iniciativa que busca incentivar la participación ciudadana en torno a los retos que se presentan en la ciudad, con relación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), propuestos por las Naciones Unidas (UN).

“En la Cámara de Comercio buscamos incluir procesos de mejoramiento de la ciudad de la mano del ciudadano, pues son ellos quienes están expuestos a todas las problemáticas y desafíos de la ciudad, por lo tanto, también conocen las soluciones”, explicó Juan David Chacón al inciar el evento.

De la misma forma, recordó el éxito de la versión anterior del programa, en la que recibieron 353 ideas, compartidas y votadas por más de 4.600 personas. De las postuladas, fueron seleccionadas las 30 mejores, de las que se co-crearon 7 y fueron premiadas 3.

Sin embargo, para esta nueva versión, el programa vivió algunos cambios, entre los que se reconoce un alejamiento del sector público, en busca de nuevas alianzas con el sector privado. Igualmente un enfoque mucho más sostenible.

“Para este año quisimos hacer un cambio al aliarnos con empresas privadas, representantes de ONG y de los ciudadanos. Nos alejamos un poco del sector público pues queremos buscar propuestas y presentarlas ante los candidatos a la Alcaldía de nuestra ciudad. ‘Imagina Tu Ciudá’ es un espacio de co-creación donde todos los ciudadanos tienen algo que aportar a la construcción de su ciudad y resolviendo los retos de Barranquilla frente a los ODS, que es otro de los giros que dimos este año”, comentó Juan David.

Para este momento, el proceso se encuentra en la etapa de convocatoria de las ideas y seguirá así hasta el próximo 8 de septiembre; al cerrarse el plazo, se abrirá uno nuevo en el que la ciudadanía podrá votar por las iniciativas que consideren que generarán un mayor impacto. De esta última serán escogidas las cinco mejores ideas y presentadas ante los candidatos a la Alcaldía.

Después, los integrantes de Global Shapers llevaron a cabo unas dinámicas que le permitieron a los asistentes explorar su creatividad en busca de ideas innovadoras. Esta es una organización motivada por el Foro Económico Mundial que se ha propuesto reunir a las juventudes, al ser mayoría mundial, para solucionar las grandes problemáticas que dejaron las generaciones pasadas.

“Desde hace muchos años se viene hablando de que el mundo se va a acabar, que se están agotando los recursos naturales y una cantidad de problemas del mismo tipo que se vienen presentando y que cada vez son más evidentes, por eso, el Foro Económico Mundial pensó en reunir a la juventud del mundo para que, a través de sus propias iniciativas se pudieran generar soluciones a los retos de desarrollo sostenible”, comentó Juan Esteban Jiménez.

Por otro lado, Laura Manga habló sobre su experiencia en ‘Imagina Barranquilla’, con su propuesta de ‘La Cuadra Bacana’. Afirmó que esta es “un colectivo urbano y de generación sostenible que consiste en recuperar la seguridad del barrio La Luz en Barranquilla, de una manera colectiva, mediante el urbanismo táctico”.

Esta idea engloba el convertir una cuadra, catalogada como la más peligrosa del barrio con 22 asesinatos en 10 años, entre esas una niña de 4 años, en un espacio de colectividad y de apropiación. “Cuando pensamos en ciudad, pensamos en calles y cuando las calles son interesantes, la ciudad se vuelve interesante”, agregó.

Lo anterior fue expuesto en busca de enseñar a los posibles participantes que las iniciativas que planteen, cuentan con una alta probabilidad de ser implementadas. Para ello, cada una debe clasificar en alguno de los cincos retos que presenta el programa, los cuales sintetizan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Dentro de los retos se encuentran Pobreza, Informalidad y Desigualdad; Educación de Calidad; Cambio Climático y Resiliencia Urbana; Ciudades Sostenibles e Incluyentes y Seguridad, Paz y Coexistencia Pacífica. Sobre estos Juan Esteban destaca que “lo importante es que todos aporten soluciones a estos retos, que puedan llevarse a cabo en los barrios o en las localidades que propongan”.

Quienes estén interesados en presentar sus ideas pueden hacerlo a través de la página oficial del programa www.imaginatuciuda.org. MMC

Como respuesta a la incansable búsqueda de la excelencia, la Universidad Autónoma del Caribe está asentada en tres grandes pilares; el primero es la docencia, el segundo es la investigación y el tercero la extensión. El último se refiere a que la institución no solo trabaja para sus comunidades internas, si no que busca proyectarse a la sociedad, a favor de sus necesidades.

Atendiendo a lo anterior, y a través del desarrollo de apuestas metodológicas alternativas, el Grupo Regional de Memoria Histórica de la Universidad Autónoma del Caribe (GRMH-UAC), decidió realizar un proceso de acompañamiento, en el 2015, a la comunidad de La Bonga, Bolivar, desplazada en el 2001 por el conflicto armado. Dichas propuestas alternativas, fueron coelaboradas con el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y gestores de memoria de la propia comunidad.

“A través de este trabajo nosotros buscamos, principalmente, dignificar a la víctimas, es decir, repararlas”, explicó David Luqueta, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas y participe del GRMH-UAC. Para esto, se valieron de los objetos contidiados de la comunidad, como un elemento en común, que formara entre cada uno una memoria colectiva.

Dentro del informe, publicado en el libro ‘Lugares, Recorridos y Sentidos de la Memoria Histórica: Acercamientos metodológicos’, hacen énfasis en que “los objetos de memoria se convierten, a lo largo de este proceso de coelaboración, en dispositivos de cohesión social y construcción de un futuro en común”

La investigación, adelantada por los académicos de la institución David Luqueta Cediel, Claudia Beltrán Romero y Martha Romero Moreno, fue reconocida por el CNMH como “un caso emblemático que se circunscribe en un proceso de construcción de memoria” y desde esa definición, pocuraron reconstruir lo eventos vividos por la población, especialmente al momento del desplazamiento.

Memoria Histórica La Bonga (1).jpg

Al ser el CNMH una entidad gubernamental tiene la obligación de aportar evidencias de los proyectos que allí se realizan, para que el Estado pueda garantizar la reparación de las víctimas, ya sea de manera económica o simbólica. Fue de esta manera que los bongueros pudieron reclamar su redecho a ser reparados.

“Al acercanos a la comunidad nos dimos cuenta que eran personas que tenían casi 15 años de desplazados y que todavía no habían sido reparados por el Estado, al ser víctimas de los paramilitares; fue ahí donde vimos la oportunidad de trabajar”, revela la docente investigativa Claudia Beltrán Romero.

Esta experiencia ha hecho que los docentes incorporen esta modalidad de investigación en su cátedra, permitiendo a los estudiantes desarrollar nuevas habilidades académicas.

La comunidad de La Bonga, Bolívar.

La vereda La Bonga hace parte del corregimiento de San Basilio de Palenque, en el municipio de Mahates, Bolívar. Geográficamente, se encuentra en una zona que conecta con Mampujan, Las Brisas, San Cayetano y San Basilio de Palenque; gracias al cruce de caminos que en ella se encuentran, la vereda se convirtió en territorio clave para la movilización de mercancías ilegales, así como el tránsito de organizaciones armadas.

Para el año 2000, un grupo de paramilitares obligaron a la comunidad de Mampuján, vecina de La Bonga, a abondonar sus tierras y masacraron a 11 de sus habitantes.

Memoria Histórica La Bonga (4).jpg

 Enl 2001, otro grupo, perteneciente también al bloque Caribe, llegó a La Bonga repartiendo panfletos amenazantes contra la población, exigiendo su salida y dando como plazo 48 horas. Al día siguiente, el total de las familias se desplazó dejando atrás sus fincas. El grupo se dividió en dos: 65 de las familias se dirigiendo hasta el corregimiento de San Basilio de Palenque, a 12 km de la vereda y un segundo grupo, de 38 familias, se desplazó al corregimiento de San Pablo a 11km.

“La comunidad de La Bonga fue desplazada de su territorio acusada por los paramilitares de ser auxiliadora de la guerrilla”, revelan los académicos a través de uno de los informes del proyecto. A pesar de su desplazamiento, las tierras no fueron ocupadas por otra población, por lo que muchos de los bongueros van, desde Palenque, a sus cultivos en La Bonga y regresan.

Los habitantes de la vereda se consideraban como personas alegres, activas y muy hogareñas, ahora “esa generación de hombres y mujeres fuertes que salió de La Bonga está envejecida, enferma y cansada de luchar por sus derechos”, comentan los integrantes de la población, según el informe.

Desde el momento del éxodo, los bongueros reclamaron ayuda humanitaria, reparación del daño causado y garantías para el retorno, como está estipulado en la Consitución Política Colombiana, pero fue hace cinco años que reconocieron legalmente como ‘zona de desplazamiento’ al territorio de la vereda.

Memoria Histórica La Bonga (3).jpg

“Desde el primer acercamiento, ellos siempre se mostraron interesados en hacer todo el proceso de memoria, de contar lo que pasó. Ya ellos habían participado de otros proyectos, con otras organizaciones, pero nunca lo terminaban”, comentó Claudia.

Dentro del informe exponen que consideran el ser bonguero como “una expresión de resistencia, porque a pesar de no tener ya un lugar habitado, ellos se siguen sintiendo parte de esa relación entre comunidad y territorio que se sintetiza en la noción de vereda” y agregan además que “se ofenden cuando se les llama palenqueros, no por denigrar de ser afros, si no por no dejar de existir como parte del territorio al que añoran todos los días, que lloran y que luchan por regresar: su vereda, La Bonga”. MMC

Tras más de 10 años de trabajo, el docente investigativo de la facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables de la Universidad Autónoma del Caribe, Laureano Triana, recibió una invitación por parte del Senado de la República, para pertenecer al Centro de Investigaciones de Altos Estudios (CAEL).

El CAEL es un comité que escoge a los mejores investigadores del país, ubicados en la categoría A1, la más alta en esta área. En el primer párrafo de la invitación se encuentra contenido lo que el Senado espera de los nuevos integrantes de la red de investigadores.

“Una vez revisada la plataforma Scienti de Colciencias hemos podido establecer su destacada trayectoria y aportes a la investigación, pensamos que podría interesarle ser parte de la red de investigadores que brindan apoyo a la actividad legislativa del Congreso de la República y a la vez, contribuir en el fortalecimiento y la profundización de la democracia”, dice la misiva.

En la facultad existían varios grupos de investigación pero, para el año 2005, estos se fusionaron, dándole vida a Erconfi, grupo del que el docente siempre ha sido líder.

Sobre los pasos a seguir, el profesor Laureano explicó que “se encontraban en la conformación de los comités del Senado entonces me dijeron que, más o menos, en un mes empiezan a contactarnos. A veces habrá necesidad de ir hasta allá pero abran otras veces que no”.

Por otro lado, al realizar la inscripción del grupo (primer requisito fundamental para hacer parte de la red de investigadores), se deben seleccionar las principales áreas a estudiar y esta manera ser clasificados según la temática. “Nosotros, más que todo, nos centramos en todo lo que se refiere a la parte financiera y tributaria, eso es lo que nosotros trabajamos propiamente. Tenemos todo lo que es referente a las empresas”, comentó el docente investigador.

Por otro lado, el profesor reconoce que la institución siempre ha estado presente en el proceso del grupo de investigación, brindado apoyo y acompañamiento, por ello Triana se siente con una gran responsabilidad ante estas nuevas oportunidades. “A mí me parece que este es el primer reconocimiento, de este tipo, que se hace en la Universidad y en la región y nosotros nunca lo solicitamos, Colciencias fue quien nos buscó y ellos no reconocerían a ningún grupo que no tuviera un gran potencial”, expresó Laureano.

Congreso de la República.jpg

Sobre el docente Laureano Triana.

El docente, que lleva más de una década de gestión, es egresado de la Universidad Autónoma del Caribe del programa de Contaduría Pública. Realizó sus estudios en la institución pues era la única que, en ese tiempo, le brindaba la oportunidad de estudiar y trabajar al mismo tiempo.

“Yo empecé a trabajar en una empresa que se llamaba Coltabaco y estando ahí comencé a estudiar la carrera porque acá brindaban muchas oportunidades. Cuando estaba terminando mis semestres, ya para graduarme, llegó por casualidad el Secretario General de la universidad en ese momento, el doctor José García y me dijo que me necesitaba como profesor, pero yo no sabía si yo servía para eso pues yo estaba totalmente dedicado en mi empresa. Después me mandó a llamar el doctor Mario Ceballos Araujo y me pidió que me quedara en la institución”, cuenta el docente.

Duro muchos años siento maestro catedrático, al mismo tiempo que ejercía su profesión, pero con el pasar de los años decidió quedarse y realizar su labor de tiempo completo. Recuerda con cariño que la Universidad siempre le ha brindado su apoyo, en las distintas de su vida.

Productos de Erconfi.

Entre las destacadas cualidades que llevaron al grupo de investigación a recibir la honorable invitación, se encuentran los productos que, a los largo de los años, se han permitido producir. Además de acertadas publicaciones y artículos científicos, este grupo, encabezado por el profesor Triana, se destaca por diferentes libros. Entre ellos se encuentra Valoración de Empresas: Mediante el análisis de los flujos de caja. Este es uno de los títulos más antiguos de la Universidad y ha contado con una gran acogida por parte de la comunidad educativa, en general.

“Este libro fue el primero que saqué, obviamente con el grupo y la Universidad se interesó tremendamente en él. Este texto se vende en la librería nacional a nivel país. Tenemos pensado sacar una segunda edición de la mano de unos profesores de la universidad UNAM de México, les interesó muchísimo el libro pero ya participaron en la secuela”, relató Triana.

Por otro lado, el libro Auditoria Forense es otro de los más representativos del docente. El profesor Laureano explicaba que este “salió a principios de este año con el apoyo de una editorial española, lo que lo ha llevado a tener un impacto grandísimo porque, al ser una entidad internacional, el texto cobra un reconocimiento mayor”.

Dentro de estos grandes productos también encontramos ‘Contabilidad y Responsabilidad Social: Alternativas en escenarios de postconflicto’, ‘Construcción del proyecto educativo institucional PEI’ y ‘Auditoria de Gestión Empresarial’.

Nuevos proyectos del grupo.

Tras el reconocimiento, el docente no descansa. De la mano del grupo de investigación, se encuentra realizando un software que pueda manejar los ingresos distritales y municipales de Colombia. Para este punto, se encuentran en reuniones con empresas que sepan acerca de esto, para poder contar con la financiación de Colciencias.

“Una de las obligaciones con Colciencias es que debe haber una empresa, pero esta debe tener nexos con un grupo de investigación reconocido como el nuestro. Obviamente a través de la universidad, ese grupo de investigación, aunque diga mi nombre, es de la Universidad Autónoma del Caribe”, explicó Laureano. Esta posibilidad permitiría que el proyecto se patentara y se aplicara en todo el país. MMC

 

En una ceremonia, 86 estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe, pertenecientes al Programa Institucional de Semilleros de Investigación, recibirán certificados que los acreditarán como Semillero Junior período 2019 - 01, tras haber concluido su ciclo básico de formación en competencias investigativas.

El reconocimiento para los jóvenes de los diferentes programas académicos de la insitución se realizará a las 3 de la tarde de este viernes en el salón K-510 del Edificio de Posgrado. Para conocer a los jóvenes que serán certificados pueden acceder al siguiente enlace.

Cabe recordar que la Universidad Autónoma del Caribe tiene la investigación como uno de los pilares fundamentales de la formación académica de los jóvenes. Esto se se ha traducido en la obtención de tres patentes y que ocho proyectos estén en espera de ser patentados; en que rankings internacionales ubiquen la institución entre las principales del país en materia de investigación, y que 26 grupos esten clasificados en las principales categorías de Colciencias.

Que los estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe que se relacionan a continuación culminaron el Ciclo Básico de Formación en Competencias Investigativas, que hace parte del Programa Institucional de Semilleros de Investigación, y recibirán su certificado que los acredita como Semillero Junior período